martes, 12 de septiembre de 2017

poema mañanero


I

antes de despertar
antes de abrir los ojos
ese frágil tránsito 
entre los sueños
la respiración
y la primera noción
de estar despierta
Mmmm...
robarle un par de minutos
más a las sábanas
mirar el reloj
sentir el sol 
filtrándose por las cortinas
tomar consciencia 
de que hay que levantarse
de que se abre un nuevo día
cómo una nueva página
de un libro desconocido
y sentir las resistencias internas
de no querer levantarme
y aceptarlas como vienen
sin luchar contra el apego
a las sábanas blancas
y levantarme de a poquito
respirando la mañana

II

camino
siento 
el aire
entrando 
en los pulmones.

III

luces y sombras
se van abriendo paso
de camino al supermercado
“goedemorgen” “buenos días”
me animo a decirle a una vecina

IV
un joven en bicicleta
me sonríe
le devuelvo la sonrisa
con viento en la cara
y los rulos en las mejillas
tiene cara de dormido
quizá yo también la tenga

V

un ojo hecho con trocitos de baldosas
me sorprende sobre un muro
Ay no se me puede escapar
enciendo la cámara de mi iphone
y dejo rodar y rodar

VI

Eso es la inspiración
en su estado más puro
del ser
aparece 
surge
me urge
me lanza
me suelta
me mueve
me despierta

VII
Sigo de camino
al supermercado
la musa me hace cosquillas 
en la nuca 
miro hacia arriba
descubro unas ventanas
se merecen ser filmadas
en el momento que me lanzo
atrás mío se largan a volar
un par de cisnes 
vuelan bajo
al ras del agua
se me escapan


VIII

en el supermercado
saco la lista
con lo esencial
para estos días
frutas verduras leche
pan queso flores para la mesa
una lista necesaria como aire
agua música
puentes tractores poemas
aviones gatos gente





2 comentarios:

  1. Es tan bonita tu cotidianeidad, ese filtrarse tu luz, a pesar de todo. Me encantas! (Te debo mail) Besazos!

    ResponderEliminar
  2. Sí, es justamente ese fuelle/luz interior el que me ayuda a atravesar lo que sea necesario. Y agradecer el hecho de estar viva.
    ¡Muchas gracias por estar!
    Abrazo apretado,

    ResponderEliminar