domingo, 24 de enero de 2010

la lupa del viajero

Mi único objetivo es romper la barrera del silencio. Estoy embarcada en un largo viaje de introspección desde el 2006; el de escribir una novela. En casa convivo con personajes que me susurran cosas al oído mientras sueño despierta. Con ellos me río de mis flaquezas, bailo, lloro, me peleo y me reconcilio otra vez. Cada texto, cada personaje, me reclama su derecho de ser. Por momentos todo esto se vuelve bastante agobiante. Escribir es como vivir; mucho trabajo y no tiene nada de idílico, pero también es un desafío fascinante. Sentarme a escribir es una necesidad vital, como tomar agua o respirar. En mi caso se trata de escribir para poder vivir en paz; largar las imágenes, sensaciones, trozos de personajes sueltos, comienzos de historias que nunca sé con certeza adónde irán a parar. Este mundo interior tiene vida propia sin que yo me lo proponga, y no deja de darme vueltas en la cabeza hasta que no le doy su lugar en un papel. Pero para mí lo más importante de todo es vivir, amar, y ser amada. Sin estas raíces  no puedo escribir, y si no escribo, tampoco puedo regar estas raíces porque cuando escribo me libero, fluyo con mi caos, canalizo mis obsesiones, limpio heridas, crezco espiritualmente y me reconcilio con lo más genuino; mi humanidad. Ahora, en pleno invierno holandés, mientras termino de corregir mi segundo libro con la esperanza de poder publicarlo cuando sea el momento justo, quiero compartir con ustedes la lupa del viajero.
Alejandra Darriulat. Delft, Holanda 2010

4 comentarios:

  1. ¡Bienvenida a la blogósfera! Espero ansiosa esas entregas semanales.

    Un abrazo, F

    ResponderEliminar
  2. Ale, gracias por esta invitación! siempre son bienvenidos los reencuentros, y este seguro va a ser un lindo espacio de encuentro. Abrazo grande, flor

    ResponderEliminar
  3. Ché,qué feo, hablás de Schinca y no de Levrero... lo que es ser famoso!

    ResponderEliminar
  4. querida ale:

    que bom poder ler teus escritos. parece que com o tempo ganhas uma fluencia muito interessante. OK. ficarei na espera demais novidades no teu blog. por hora um grande abraço que te envio aqui de são paulo-brasil -SAYÔ

    ResponderEliminar