lunes, 25 de febrero de 2013

una película que se "repite"


Ayer, domingo de sol y nieve, Fabrizio acostado en el suelo intentaba girarse boca abajo. Con Chris tomábamos un capuchino mirándolo fascinados. Ponía toda su fuerza en ese intento, repitiendo el mismo movimiento incansables veces hasta lograr quedarse panza abajo. Qué misterio es la memoria que no nos guarda ningún recuerdo de esos primeros meses. Cuando veo a mi hijo me parece increíble haber sido un bebé 41 años atrás. Sin embargo, por la noche miramos fotos de cuando estaba embarazada y en una de mis sonrisas me reconocí de aquella época de antaño; me encontré un gran parecido a Fabrizio. Un hijo nos devuelve esa maravillosa oportunidad; la de “repasar la película” de nuestras vidas. 

1 comentario:

  1. Agradezco los conmovedores comentarios que recibí vía email.

    Gracias...

    ResponderEliminar