domingo, 2 de junio de 2013

mundos simultáneos


Una mujer de pelo rojo golpea una alfombra contra un muro, un cuervo se sacude las alas, una bicicleta naranja pasa volando por el parque, dos chicos juegan a la pelota, una mujer de pantalones anchos y lentes de sol revisa su cartera, dos palomas posadas en el respaldo de un banco buscan algo de comer, se escuchan instrumentos de viento, y detrás de los árboles un tranvía atraviesa la ciudad; es todo lo que sucede mientras le doy la mamadera a Fabrizio en esta tarde soleada.

4 comentarios:

  1. Hola, Alejandra!. Me gusta mucho lo que escribes, muy bueno.
    Éste en concreto, tiene todo el sabor de un buen haiku...
    Saludos. Genaro

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Genaro por pasar, leer, y disfrutar!

    Bienvenido a la Lupa, Alejandra

    ResponderEliminar
  3. Ale, hola. Lejos y cerca; compartí con vos y Fabrizio la tarde de colores y sonidos. Abrazo gde-Gss!

    ResponderEliminar
  4. Gracias, querida Loli, por compartir!

    Otro gran abrazo para ti.

    ResponderEliminar