viernes, 1 de septiembre de 2017

incertidumbre



                                                Fotografía: Chris Maat


Apenas se vislumbra 
una escalera que da al mar. 
Luz contra luz en el muelle.
Una ventana acerca
el adentro y el afuera. 

La nebulosa unifica mundos inciertos,
ese tejido se rompe en cualquier momento
con un rayo de sol, o se desdibuja 
con la caída de la lluvia. 

Si no fuera por las colinas en el horizonte
no podríamos diferenciar el cielo del mar.
La niebla los ha fundido en un solo cuerpo.

Cuerpo que respira en silencio.
En el café, palabras sueltas en sueco,
de un niño que habla con su padre
detrás nuestro. Son pinceladas
que le dan color al blanco horizonte
lienzo despojado del otro lado
de la ventana.


Los cubiertos dejan sus notas musicales
en las mesas. Intercambiamos palabras 
en holandés y en español, 
ambos idiomas se han vuelto 
una piel en común. 

El sueco “se separa” de nosotros y 
enmarca un espacio afuera
del nuestro. 

Hay sonidos sueltos
que Chris reconoce 
como parientes lejanos.
Palabras que se asemejan
al holandés. 

El llanto de un bebé 
irrumpe el espacio
sacudiéndonos,
nos giramos, reconocemos 
esa huella inconfundible 
del recién nacido,
penetra como la niebla,
unifica espacios, 
miradas, silencios,
lenguas que nos separaban,
aparentemente.

13 comentarios:

  1. Estás produciendo mucho.Que bueno.
    Felitaciones-!!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias.
    ¿Quién eres? ¿Cómo has llegado a la Lupa?
    Tengo curiosidad...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Ale! Me encantas en poesía! Algo tan simple convertido en poema.
    Eso es lo difícil,y tú lo haces con tanta naturalidad... Hermoso!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por el estímulo. Y más gracias aún por estar y manifestarte siempre. Recompensa todos mis esfuerzos. Te cuento que empecé a escribir poesía con 6 años. Pero no le mostraba a nadie mis poemas. Recién a los 15 años me animé a compartirlos con una amiga que era parienta política de Mario Benedetti, y ella se los mostró un día. Benedetti también me alentó mucho a seguir adelante. Años más tarde tuve otros grandes maestros como ser, Mario Levrero y Milton Schinca. Muy agradecida por todos ellos. En la actualidad una de mis poetizas predilectas es la uruguaya Circe Maia. Si no la has leído, te la recomiendo especialmente. Ella también encuentra poesía en lo más simple e inesperado. Es maravillosa. NO me canso de releerla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya te mandé mail! ahora voy a buscar a Circe! besazo!

      Eliminar
  5. hermosa música de la naturaleza las lenguas y los objetos una pequeña escena cotidiana pero esa sensibilidad del poeta que cincela busca y encuentra la belleza. la poesía es tan necesaria como el aire para nuestra vida. un beso,Ale!

    ResponderEliminar
  6. Hola Alberto!
    Qué alegría leerte por aquí.
    Gracias por estar.
    Abrazo grande, Ale

    ResponderEliminar
  7. Gostamos.
    Continuação de bom um trabalho.
    -
    https://poesiavimbuscarte.wordpress.com

    ResponderEliminar
  8. Ale, me encantó este poema que pinta las escenas simples y cotidianas con una paleta luminosa y sones muy vibrantes. Es una conjunción de colores y sonidos donde la pintura es música y la música se hace pintura...

    ResponderEliminar
  9. ¡Muchas gracias querida Tere!
    Maravillosa interpretación y tan hermosamente escrita.

    ResponderEliminar
  10. ¡Muchas gracias querida Tere!
    Maravillosa interpretación y tan hermosamente escrita.

    ResponderEliminar